sábado, 26 de noviembre de 2011

RECOMENDACIONES PARA LOS ADICTOS A LAS REDES SOCIALES.

¿Ha disminuido tu productividad laboral debido a la necesidad imperiosa de entrar a Facebook a cada rato?¿Te mantienes pendiente de todo lo que publican las otras personas sobre tus fotos y comentarios? Si no puedes vivir sin estar logueado, entonces seguramente estas sufriendo las consecuencias de una adicción al Facebook.
Vamos, no te sigas engañando. Si la respuesta fue afirmativa a alguna de esas preguntas, entonces es casi seguro que tengas el bicho de la llamada adicción Cyber-relacional. Si tienes instalado el impulso descarriado por entrar en la esfera privada de los demás, una buena cuota de exhibicionismo, y principalmente necesidad ególatra de llamar la atención y obtener respuesta a la información publicada, necesitas ayuda; sigue leyendo.
fad.jpg
En los últimos años, este nuevo flagelo de la adicción a los medios sociales se ha apoderado de varios millones de personas y está plenamente reconocido por la psicólogos como uno de los trastornos que forman parte del cada vez más común desorden de adicción Internet.
Tal vez eres de los que ya has reconocido esta condición y te has planteado la posibilidad de suspender tu cuenta. Pero ¿para que? Esta terminaría siendo una solución demasiado radical, porque finalmente, un adecuado uso de un medio social como Facebook tiene mucha utilidad para captar información relevante y recuperar y mantener relaciones. Y por otro lado, la posibilidad de cancelar la cuenta es además irreal ya que esta nunca se borra definitivamente: se reactiva con tan solo entrar de nuevo.
Si el dengue de la abstinencia se apodera de ti cuando has pasado varias horas sin loguearte, es mejor que te vayas desacostumbrando al Facebook. Como toda adicción, para salir adelante se requiere de una estrategia con acciones concretas que te harán rehabilitarte poco a poco. Neil Vidyarthi recomienda en el portal Social Times cinco consejos para “desengancharse” de Facebook. Yo le he agregado uno más a esta lista. Estos son:
1. Desactivar las notificaciones por email
Al impedir que Facebook nos avise cada vez que alguien nos haya mencionado o etiquetado en una foto, evitaremos la tentación de entrar en momentos de trabajo y a cada rato a la red social. Mejor es no saber que esta pasando en Facebook hasta que entras al llegar a casa. Deshagamos nuestras suscripciones a grupos que son realmente innecesarios. Otro punto a favor es que nuestra bandeja de correo no estará tan cargada y nos va a ser mas fácil encontrar los correos buscados.
2. Borrar el muro
Esto si puede ser extremadamente radical para la mayoría de viciosos. Las opciones de privacidad de Facebook permiten al usuario impedir que el contenido de su muro sea visto por otras personas. De todos modos puedes estar en contacto con tus amigos vía inbox.
3. Instalar un plugin de limitación de tiempo
Chrome Nanny, es un plugin del navegador Google Chrome que permite al usuario limitar el tiempo de conexión a Facebook u otros websites a las horas o minutos que éste especifique previamente. Tal vez una hora al dia sea suficiente.
4. Usar grupos privados de Facebook con los amigos y la familia
Esta medida es lo mínimo que deberíamos hacer para no desarrollar o controlar una adicción. Creando grupos privados podemos discriminar la información que es realmente significativa de todo. Pero hay que tener verdadera determinación para mantenerse fiel a esta política.
5. Borrar a algunos “amigos”
Aceptémoslo, con la mayoría de nuestros contactos no tenemos una verdadera relación o sencillamente son meros desconocidos. Yo no encuentro problema en deshacer conexiones innecesarias para depurar el inmenso huayco de información que trae Facebook.
6. Desconectarse del chat. De este modo nadie nos va a hablar y distraer. Además, Facebook aun no logra hacerlo funcionar bien. Es frustrante cuando se le desactiva a una de las partes en plena conversación.
En fin,




No es ninguna rareza que pasemos mas tiempo del debido usando una computadora, ya sea haciando tareas, chateando o jugando, y el tema de la adicción al internet tampoco es nuevo, desde que empezaron a salir programas como MirC ya se empezaba a escuchar de personas que no de despegaban del ordenador. Y en la actualidad, la moda son las dichosas "redes sociales" (Facebook, Twitter, MySpace, Metroflog, etc.).



Aunque no es nada nuevo, no puedo evitar asombrarme de como algunas personas no pueden vivir sin estas redes sociales, tanto así que hasta algunos compañeros miden su popularidad en base a sus apariciones en fotografías en Facebook. Algunos organismos ya estan pensando en regular el uso de estas paginas en sus paises.

Pienso que estas redes tienen muchos buenos usos y que ya es casi necesario contar con una cuenta en ella si se desea darse a conocer. Pero de eso a subir toda tu vida en fotos, querer publicar el momento exacto en que te echaste un pedo, o estar sentando horas y horas esperando a que alguien te comente o le de clic a Me gusta... su uso no debe ser en exceso, no tan adictivo.

Y es que el problema viene cuando toda esa informacion que regalas empieza a ser mal usada, sobre todo si eres menor de edad. Nunca falta los acosadores, secuestradores, estafadores, o simple gente que quiere hacer un mal (un desengaño amoroso, por ejemplo) y tu mismo les estas dando la municion para que te ataquen.

Trucos personales para regularle a alguien su uso de Facebook. Quien sabe... tal vez no son adictos pero quieren ayudar al alguien que si lo es. Porque ese tipo de personas luego andan estresadas o enojadas cuando no estan en la red social.

1) Que recuerde que hay diversion afuera
Si eres novio, hermano, amigo o padre; habla con calma con la persona (si regañas, olvidate que se quitara de la compu), invitala a salir, lleva sus amigos a la casa, hazle ver que puede divertirse con los amigos o haciendo algun deporte. Que tenga vida social, en caso de no tenerla.

2) Hazle ver su error
El uso excesivo de las redes sociales hace que las personas tengan doble identidad (en persona son de una forma y en la red son de otra). Hazle ver que en la vida real no siempre decimos todo lo que hacemos, y que no todos quieren saberlo, ademas de que de nada le sirve que en la red social sea popular o aceptada, porque eso no se traduce en la vida real.

3) Regulale el uso
Como al usar redes sociales no consumimos ninguna sustancia que nos provoque la adiccion, habra personas que no acepten su adiccion y no quieran despegarse de ahi. Asi que si puedes, ponle ciertas horas de uso, asi tendra que medir su tiempo en ver que pone en la red, y tendra tiempo para hacer otras cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada